Administrar tu dinero puede ser más fácil de lo que crees

Te ayudamos a administrar tu dinero

Administrar tu dinero puede ser más fácil de lo que parece, créenos.

Solo debes seguir estos consejos y en poco tiempo verás cómo mejoran tus finanzas.

Para este tema influyen muchísimos factores pero vamos a tratar de irlos resolviendo uno a uno, ¿te parece?

Principios básicos para administrar tu dinero

Haz una lista respondiendo a estas preguntas:

  • ¿Cuánto ganas mensualmente?
  • ¿Cuáles son tus gastos fijos importantes? (Casa, comida, servicios, transporte, salud)
  • ¿Compartes gastos, con quién, cuánto?
  • ¿Tienes deudas pendientes, qué cantidad, en cuánto tiempo te comprometiste a pagar?
  • ¿Quieres ahorrar para alguna cosa en especial?
  • ¿Tienes una caja de ahorros para alguna emergencia?

Una vez que respondas todas estas preguntas, puedes tener un panorama más claro.

Al saber con cuánto dinero cuentas, para cuáles cosas te alcanza y cuáles son tus prioridades básicas más importantes, podrás administrarte mejor.

Esto es como querer hacer un viaje por tierra y ni siquiera saber conducir o tener coche, primero es lo primero.

Tips para administrar tu dinero

  • Organización.

Aunque puede sonar difícil y quizás puedes pensar “yo no sirvo para tener todo en orden”.

Afortunadamente estamos en el 2018 (casi 2019) y contamos con muchísimas herramientas tecnológicas que pueden ser ordenadas por nosotros.

  • Nada de deudas

Las deudas siempre te van a descuadrar el presupuesto, muchas veces se olvidan o hacen cobros automáticos a tus tarjetas.

Entonces pasa que creías que tenías más dinero en la cuenta y cuando lo vas a usar no está.

Así que pagar tus deudas es prioridad para iniciar con una buena administración.

  • Lleva un registro

Este proceso es cuestión de hábito, una vez que empieces a anotar todo lo que gastas vas a descubrir que podrías ahorrar dinero y tendrás mayor control de tus finanzas.

Puedes hacerlo en tu celular, en un cuaderno o hasta en un archivo Excel, como prefieras y se te haga más fácil.

  • Ahorra semanalmente

Quizás te parezca poco ahorrar 50 pesos semanales, pero a largo plazo verás que te van a ayudar cuando los necesites.

  • Busca ofertas y los mejores precios

Probablemente el supermercado que está en la esquina es más costoso que el que está a dos calles.

Dedica un día a comparar precios en distintos lugares y escoge el que tenga mejores costos para ti.

Quizás entre un producto o dos no veas gran diferencia, pero luego de 10 artículos, puedes ahorrarte hasta 40 pesos en una sola compra.

  • Fíjate metas a corto y mediano plazo

Los 50 pesos semanales pueden ser un ejemplo, eso implicaría 200 pesos mensuales ¿suena bien, cierto?

Establece metas que sepas que puedes alcanzar sin demasiado esfuerzo, cuando veas el total, te sentirás feliz ¡lo prometo!

  • NUNCA gastes más de lo que ganas.

No pidas prestado a menos que sea una emergencia (ir a un concierto o comprar un coche último modelo no lo son).

Por otra parte, no creas que todo son restricciones, está bien que de vez en cuando te comas esa pizza o le compres un regalo a alguien.

Estos gastos “variables” tienes que tomarlos en cuenta en tu presupuesto, es decir tienen que estar dentro del dinero que ganas.

Otra recomendación es que tengas una especie de calendario y anotes cuántos “gusticos” de este tipo te estás dando en un mes, allí también podrás ver cuánto gastas en cosas que no son tan necesarias.

¿De qué manera podría aumentar mis ingresos?

Si tu tiempo y energía te lo permiten, podrías buscar otro trabajo que sea por guardias o de medio tiempo.

Tener un ingreso extra siempre te permitirá estar menos preocupado por tus gastos y abrirá tus puertas al ahorro.

También existen muchos trabajos por internet donde puedes hacer proyectos en específico y trabajar solo durante un tiempo determinado

Es importante que te asegures que sean páginas confiables y que tengas un método de pago aceptado por ella.

De igual forma, si tienes talentos artísticos de cualquier tipo (pintura, música, cocina) puedes sacarles provecho y disfrutar de algo que te apasiona mientras recibes dinero.

¿Y si la mayoría de los gastos no son míos?

En estos caso toca conversar con la persona que genera más gastos en el hogar.

Implementar la cultura de ahorro en toda la familia, traerá beneficios para cada uno, así que es bueno hacerlo hasta con el más pequeño de la casa.

Por último, te invitamos a investigar sobre temas financieros y administrativos para que puedas vivir tranquilamente.

Invertir 15 minutos de tu tiempo diario a aprender de finanzas, te ayudará por el resto de tu vida.